Conecte con nosotros

Salud

Reciclan orina humana para fertilizantes: Una alternativa innovadora para la agricultura

¡Lee y comparte nuestras noticias!

En un esfuerzo por encontrar soluciones innovadoras frente a la escasez de fósforo, un equipo de científicos liderado por la chilena Dafne Crutchik ha desarrollado una técnica prometedora: el reciclaje de orina para la producción de fertilizantes.

orina humana

Este enfoque, que ya se está implementando en varios países, podría ofrecer una alternativa sostenible y económica en un momento en que los precios de los fertilizantes tradicionales están en aumento.

El fósforo es un mineral esencial para el crecimiento de los cultivos, pero las reservas mundiales son limitadas y su extracción de depósitos minerales resulta cada vez más costosa. La reciente escalada en el precio del fósforo, exacerbada por eventos geopolíticos como la guerra en Ucrania, ha puesto de manifiesto la urgente necesidad de buscar nuevas fuentes de este recurso crucial.

La propuesta de Crutchik y su equipo se basa en un proceso relativamente simple: la precipitación del fósforo contenido en la orina para obtener cristales de este mineral, que luego se pueden utilizar como fertilizante. Este método ha demostrado ser efectivo, con la capacidad de producir cristales de fósforo de alta calidad a partir de la orina recolectada de amigos, familiares e incluso del propio equipo de investigación.

La viabilidad de esta técnica se ve reforzada por su potencial alcance a gran escala. Crutchik estima que si la orina humana a nivel mundial se reciclara de manera efectiva, hasta el 20% de los fertilizantes sintéticos podrían ser reemplazados por esta alternativa más sostenible.

Sin embargo, a pesar de sus beneficios potenciales, el reciclaje de orina para la producción de fertilizantes enfrenta algunos obstáculos. En Chile, por ejemplo, la orina no está actualmente incluida en la lista de fertilizantes autorizados por las autoridades, lo que limita su uso en la agricultura a nivel nacional.

Además, existen reticencias culturales y legislativas en otros lugares que podrían obstaculizar la adopción generalizada de esta práctica.

A pesar de estos desafíos, la propuesta de Crutchik tiene el potencial de no solo abordar la escasez de fósforo y reducir la dependencia de los fertilizantes sintéticos, sino también de mitigar los impactos ambientales asociados con la contaminación por fósforo. Al ofrecer una alternativa viable y sostenible, el reciclaje de orina podría desempeñar un papel crucial en la búsqueda de soluciones para los desafíos agrícolas y medioambientales que enfrenta la humanidad en el siglo XXI.