Conecte con nosotros

Noticias Locales

Medida de coerción para hombre que desafió a policías en Santiago

Medida de coerción
¡Lee y comparte nuestras noticias!

La Fiscalía de Santiago ha tomado medidas significativas tras un incidente que ha generado preocupación y alarma en la comunidad. Se ha solicitado medida de coerción contra un individuo que, manipulando un arma de fuego ilegal, desafió a autoridades públicas en el Aeropuerto Internacional del Cibao.

El individuo, cuya identidad ha sido revelada como Contreras Padilla, se enfrenta a cargos graves por su comportamiento desafiante y peligroso. A pesar de la presencia de su familia, incluidos menores de edad, a pocos metros de distancia en un vehículo tipo camioneta, el individuo continuó mostrando una actitud violenta y desafiante hacia los oficiales de la Policía Nacional, incluso llegando al extremo de apuntarles con el arma.

La Fiscalía, en una instancia depositada ante la Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente, ha solicitado la imposición de prisión preventiva para Contreras Padilla. Esta medida se considera coherente con las acusaciones presentadas y tiene como objetivo garantizar la presencia del acusado en las diferentes etapas del proceso legal.

El fiscal titular de Santiago, Osvaldo Bonilla, ha calificado estos hechos como sumamente graves, destacando el riesgo que representaron no solo para la vida del acusado, sino también para la seguridad de los menores, los policías y cientos de personas presentes en la terminal aérea.

Bonilla enfatizó la falta de respeto hacia la autoridad manifestada en este incidente y aseguró que se buscará que las acciones de Contreras Padilla sean sancionadas de manera justa y adecuada.

Las acusaciones contra Contreras Padilla incluyen violación a la Ley 631-16 para el Control y Regulación de Armas, Municiones y Materiales Relacionados, así como transgresión a la Ley 188-11 sobre Seguridad Aeroportuaria y de la Aviación Civil. Además, se le imputa la violación al artículo 209 del Código Penal Dominicano, relacionado con la rebelión contra la autoridad pública, y la violación a la Ley 267-2008 sobre Terrorismo.

Además, se le atribuye la violación al artículo 396 de la Ley 136-03 que protege los derechos fundamentales de niños, niñas y adolescentes, por poner en peligro la integridad física de los menores presentes en la escena.

Este caso resalta la importancia de mantener el respeto hacia las autoridades y la gravedad de las acciones que ponen en riesgo la seguridad pública. La Fiscalía continúa con la investigación para garantizar que se haga justicia en este caso.