Conecte con nosotros

Noticias Locales

Empleado de la Dirección General de Migración sancionado por incumplir protocolo

¡Lee y comparte nuestras noticias!
Dirección General de Migración

SANTO DOMINGO. – La Dirección General de Migración (DGM) informó este jueves que sancionó a un empleado por negligencia, al no acatar el protocolo llevado a cabo por la institución para trasladar propiedades.

Informó que se trata del empleado Tomas Santana Beras, quien tras una investigación, fue sancionado por movilizar inadecuadamente aires acondicionados y dejarlos en un lugar no autorizado.

En una nota de prensa, la entidad indicó que la investigacion realizada por una comisión institucional, determino que los aires acondicionados vistos en un apartamento de la avenida Correa y Cidrón, Distrito Nacional, fueron sacados del almacén de la DGM bajo un oficio que describe los objetos y un conduce con destino a Dabajón, donde Migración finaliza la instalación del mobiliario de unos de los centros de acogida para extranjeros, ubicado en el referido municipio.

Las indagatorias dan cuenta que los equipos fueron dejados de manera transitoria en esa vivienda en construcción debido al mal tiempo para trasladarlos en una camioneta y evitar que la lluvia los dañe.

La información indica que el empleado fue sancionado por no retornar los equipos a la institución y ponerlos en una propiedad ajenos a la institución aunque buscaba proteger los aires acondicionados, pero como se aprecia en los videos, están fichados y marcados por el inventario de la Dirección General de Migración como sucede con cada uno de los bienes de la institución.

El director Venancio Alcántara explicó que las sanciones son por la inobservancia del empleado y que mandó a investigar para que la ciudadanía quede clara, edificada y sepa que siempre se actúa con transparencia como lo hace el presidente Luis Abinader, que es el primero en ser celoso con las propiedades del Estado.

Añadió que finalmente los aires se instalaron en su lugar, en el centro de acogida de Dabajón.