Conecte con nosotros

Medio Ambiente

El impacto del cambio climático preocupa la salud del el 71 % de los trabajadores

¡Lee y comparte nuestras noticias!
trabajadores

El cambio climático no solo amenaza ecosistemas y biodiversidad, sino que también tiene un impacto significativo en la salud y seguridad de los trabajadores en todo el mundo. Según un reciente informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el 71 % de los trabajadores se enfrentan a riesgos graves para su salud derivados de este fenómeno global.

El aumento de las temperaturas globales es una de las principales preocupaciones. Con récords de calor cada año desde 2016, el estrés térmico afecta a 2.410 millones de trabajadores, lo que representa una cifra alarmante en comparación con la población económicamente activa mundial.

Las consecuencias son graves: 22,8 millones de lesiones profesionales y 19,000 vidas perdidas anualmente debido al calor excesivo. Además, más de dos millones de años de vida ajustados por discapacidad se pierden debido a este problema.

Los trabajadores más vulnerables son aquellos que realizan actividades al aire libre, como agricultura, gestión de recursos naturales, construcción, transporte y turismo. Para ellos, el riesgo de insolación, agotamiento, enfermedades cardiovasculares y otros problemas relacionados con el calor es significativamente mayor.

Sin embargo, el calor no es el único peligro. La exposición a la radiación ultravioleta durante el trabajo, exacerbada por la reducción gradual de la capa de ozono, también representa un riesgo importante. Cada año, 1.600 millones de trabajadores se ven afectados por quemaduras solares, ampollas en la piel, lesiones oculares agudas y otros problemas de salud relacionados con la exposición al sol.

Además, los fenómenos meteorológicos extremos y desastres naturales, atribuidos al cambio climático, ponen en peligro a los trabajadores dedicados a la respuesta de emergencias, limpieza y rescate.

El cambio climático también contribuye a la concentración de contaminantes atmosféricos, lo que resulta en 860,000 muertes anuales por cáncer de pulmón y enfermedades respiratorias.

En el sector agrícola, el impacto es doble: las condiciones climáticas adversas afectan directamente el rendimiento de los cultivos y aumentan el uso de plaguicidas y otros químicos. Más de 300,000 muertes anuales se atribuyen al envenenamiento por pesticidas entre los 870 millones de trabajadores agrícolas expuestos.

Estos datos son alarmantes y subrayan la urgencia de abordar el cambio climático desde una perspectiva de salud laboral. La protección de los trabajadores y la mitigación de los riesgos asociados son imperativos para garantizar un futuro sostenible para todos.

En resumen, el cambio climático no solo es una amenaza ambiental, sino también un riesgo significativo para la salud y seguridad de los trabajadores en todo el mundo. Su impacto se hace evidente en la creciente incidencia de lesiones, enfermedades y pérdidas de vidas humanas relacionadas con condiciones climáticas extremas y exposición a productos químicos nocivos.