Conecte con nosotros

Internacionales

Maduro asegura que los trabajadores venezolanos tienen razones de sobra para celebrar

¡Lee y comparte nuestras noticias!
venezolanos

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, expresó que el «pueblo trabajador» del país tiene «razones de sobra para celebrar» este miércoles, Día Internacional del Trabajo, y aseguró tener un plan para el impulso económico y el «rescate de los derechos sociales y laborales».

«¡Feliz día, pueblo trabajador! Tenemos razones de sobra para celebrar, somos un río crecido de fe, conciencia, constancia y amor patrio. Hoy, el país se sostiene sobre los valores humanistas y socialistas que construimos y defendemos, estamos venciendo y dando una contundente demostración de dignidad al mundo, somos la expresión viva del verdadero sentido y significado de este día», escribió en X.

El mandatario aseguró estar «comprometido por siempre con el destino de la patria buena», y señaló que el denominado ‘Plan de la Patria 7T (transformaciones) 2030’ apunta al «crecimiento y la construcción del nuevo modelo económico» y al «rescate de los derechos sociales y laborales».

En este sentido, prometió seguir «recuperando la economía» y los derechos de los trabajadores, a pesar de los «ataques perversos de los apellidos» -en referencia a miembros de la oposición mayoritaria- y «del imperialismo».

Este miércoles, varios opositores acusaron al Gobierno de Maduro de «destruir» derechos laborales, cuya recuperación -señalaron- pasa por un «cambio político» en el país, que se prepara para celebrar las presidenciales el próximo 28 de julio.

Uno de ellos fue el exgobernador Henrique Capriles, quien aseguró, a través de X, que los trabajadores venezolanos viven «tiempos muy duros» debido a la «destrucción sistemática de sueldos, salarios, jubilaciones, pensiones, beneficios laborales».

Varias organizaciones sindicales convocaron para hoy a una protesta nacional contra la «política hambreadora del Gobierno» y para exigir un aumento del salario mínimo, base del resto de remuneraciones en el sector público.

Desde marzo de 2022, el salario mínimo y la pensión se mantienen en 130 bolívares al mes, que en ese entonces, al cambio oficial, eran unos 30 dólares, lo que significa que se han reducido un 88 % en su equivalente en la divisa estadounidense, usada como referencia para fijar precios en Venezuela.

Los sindicatos exigen un aumento del salario mínimo del 5.614 %, hasta los 200 dólares al mes, un monto «inicial de arranque de una política salarial que le devuelva al trabajo su valor