Conecte con nosotros

Portal

La Iglesia Católica critica el progreso económico sin avances morales en el pais

Iglesia Católica
¡Lee y comparte nuestras noticias!

En el marco del Sermón de las Siete Palabras en la Catedral Primada de América, el reverendo padre Gregorio Santa, representante de la Iglesia Católica, ha lanzado duras críticas sobre el estado del progreso económico en República Dominicana. Según el padre Santa, a pesar de los indicadores que muestran un crecimiento material en los últimos 50 años, el país está moralmente estancado.

«Los indicadores económicos dicen que hemos crecido en lo material, pero moralmente estamos descalabrados«, expresó el prelado católico durante su intervención. Criticó además la falta de avances significativos en el ámbito social, señalando que las protecciones sociales son insuficientes y, en muchos casos, inexistentes. «El sistema de seguridad social es una estafa burda con el apoyo del Estado y de la ley», agregó.

Una de las preocupaciones principales del padre Santa es el acceso a la atención médica. Lamentó que, a pesar del supuesto progreso económico, los dominicanos enfrentan las mismas dificultades para acceder a servicios médicos básicos que hace décadas. «Para ir a consulta médica o incluso a la farmacia, los dominicanos están en el mismo punto que hace 30 años», afirmó.

El sistema penitenciario tampoco escapó de sus críticas, describiéndolo como «la antesala del infierno», donde los reclusos deben pagar incluso por necesidades básicas como ir al baño. Asimismo, cuestionó la calidad y accesibilidad de la educación en el país, calificándola de «mala, cara e impresentable».

El padre Santa señaló la influencia negativa de los grupos económicos en diferentes aspectos de la sociedad dominicana, incluyendo el sistema educativo. Afirmó que estos grupos, en lugar de promover la innovación y el desarrollo científico, priorizan sus intereses comerciales. «El presupuesto de Educación está secuestrado por los negociantes, y las universidades no están aportando lo suficiente para ser bujía del cambio que necesita el país», denunció.

Además, lamentó la falta de compromiso de la Iglesia Católica en ser parte del cambio social necesario. Afirmó que la institución se está secularizando por temor a la crítica y la controversia. Sin embargo, reafirmó la misión de la Iglesia de ser un agente de cambio positivo en la sociedad.

En conclusión, el discurso del padre Gregorio Santa destaca la brecha entre el supuesto progreso económico y la falta de avances morales y sociales en República Dominicana. Sus críticas apuntan a la necesidad de un cambio profundo en varios aspectos de la sociedad para garantizar un desarrollo verdaderamente equitativo y sostenible.