Conecte con nosotros

Últimas Noticias RD

Acusada dominicana ruega en extradición: ‘No quiero morir’

chinoo
¡Lee y comparte nuestras noticias!

Se hace llamar Francelys y hasta su captura en el barrio madrileño de Tetuán el pasado agosto, era quizá de las delincuentes más requeridas por la República Dominicana, que la busca por el supuesto homicidio del ferretero para el que trabajaba. Este lunes, ante la Sala Tercera de lo Penal de la Audiencia Nacional, suplicó al tribunal que se inhiba en su favor: «Por un error que cometí, no merezco pasar».

Los hechos ocurrieron en abril de 2022. Según los especialistas dominicanos, durante una disputa acalorada con el supervisor del taller de herramientas donde trabajaba, ella cogió una cuchilla de un estante y le cortó. El hombre falleció a causa de las heridas y ella abandonó inmediatamente el país: Colombia, Brasil, Francia y por último España.

Fue a Barcelona y, tarde o temprano, se trasladó a Madrid. Cuando la policía la capturó, señaló que «por la escandalosa realidad de las manifestaciones cometidas y su extraordinaria capacidad para eludir la equidad, era considerada por los especialistas dominicanos como la delincuente más necesitada de la nación», según cita Ep. Desde entonces se encuentra en prisión provisional.

El Juzgado de Instrucción reclama su aquiescencia por entender que no hay inconveniente legítimo para ello: no obstante que el delito por el que se le cita es igualmente un delito en España y que existe una concurrencia de alejamiento con la República Dominicana, su solicitud de refugio no prosperó en la primera ocasión y las peticiones no aminoran la aquiescencia. Del mismo modo, deduce que sus acusaciones de ausencia de garantías en esa nación o de poner en peligro su vida en la cárcel no se sostienen por «ningún dato».

Tampoco, como le gustaría pensar, podría en ningún momento considerarse que su respuesta contra el ferretero fue, como garantiza, con razón, ya que «una acusación debe ser oída por el tribunal preliminar del país que la reclama, claramente, comparable a la presencia de una exención total» de obligación penal.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *