Conecte con nosotros

Economía

República Dominicana mantiene alto nivel de desarrollo humano a pesar de desafíos

República Dominicana mantiene alto nivel de desarrollo humano
¡Lee y comparte nuestras noticias!

El Informe de Desarrollo Humano (IDH) 2023/24, publicado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), revela que República Dominicana continúa manteniendo un nivel de desarrollo humano alto, ubicándose en la posición 82 entre 193 países evaluados. Este informe, titulado «Rompiendo el estancamiento: reimaginando la cooperación en un mundo polarizado», ofrece una visión integral sobre el progreso y los desafíos que enfrenta el país caribeño.

A pesar de los efectos devastadores de la pandemia que contrajeron el valor del Índice de Desarrollo Humano durante dos años consecutivos, el informe destaca un retorno gradual a los niveles económicos 2024 que alcanzaron valores similares a los registrados en 2019 antes del impacto del COVID-19.

Sin embargo, se enfatiza que cuando se ajusta el IDH por la desigualdad, se pierde alrededor del 18 % de su valor, lo que indica el potencial de desarrollo humano que podría alcanzarse sin las inequidades en la distribución de los logros en sus tres dimensiones principales: educación, salud e ingresos.

A lo largo de los años, República Dominicana ha demostrado un progreso constante en diversas dimensiones evaluadas. Desde 1990, año en que se inició el primer informe, el país ha mejorado significativamente en áreas como educación, salud e ingresos. A pesar de ello, aún existen disparidades estructurales que obstaculizan un avance sustancial en la mejora de la calidad de vida para todos los ciudadanos.

Se destacan dos desafíos principales: las asimetrías territoriales y las inequidades de género. Las asimetrías territoriales reflejan la disparidad entre regiones del país, donde algunas disfrutan de un elevado nivel de progreso mientras que otras enfrentan importantes privaciones en servicios básicos como educación, salud, vivienda y trabajo decente.

Por otro lado, las inequidades de género continúan siendo un obstáculo para la participación igualitaria en los mercados laborales, el empoderamiento político, la salud reproductiva y la prevención de la violencia.

El informe también destaca una tendencia preocupante: el repunte en el índice de desarrollo humano global, que refleja ingreso nacional bruto per cápita, educación y esperanza de vida. Este aumento ha sido parcial, incompleto y desigual, dejando atrás a los más pobres y exacerbando la desigualdad y la polarización política a escala global.

Ante esta situación, el PNUD República Dominicana tiene previsto presentar la próxima semana la «Plataforma Territorial de Desarrollo Humano», una herramienta que integra datos, métricas y una narrativa que muestra las asimetrías en desarrollo humano a nivel de territorios específicos. Esta plataforma busca orientar la política pública para lograr una mejor focalización y abordar las brechas existentes en el bienestar y la calidad de vida de la población dominicana.

En resumen, República Dominicana enfrenta desafíos importantes en su camino hacia un desarrollo humano integral y equitativo. Si bien ha logrado avances significativos en diversas áreas, aún queda mucho por hacer para garantizar que todos los ciudadanos tengan acceso a oportunidades y servicios básicos que mejoren su calidad de vida.