Conecte con nosotros

Economía

Precios de alimentos preocupan a consumidores y comerciantes en mercados de la Duarte y Villa Consuelo

Precios
¡Lee y comparte nuestras noticias!

Los altos precios de los productos alimenticios están generando preocupación tanto entre los consumidores como entre los comerciantes de los mercados de la Duarte y Villa Consuelo. Esta situación se ha convertido en una encrucijada para ambas partes, con los clientes sintiendo que sus bolsillos se estrechan mientras los vendedores se esfuerzan por mantener márgenes de ganancia.

En una visita a estos mercados, se pudo constatar la inquietud de los consumidores ante los elevados precios. Juan Tomás Mercado, quien trabaja en el mercado de Villa Consuelo, explicó que los costos de los productos básicos como el arroz, las habichuelas, el azúcar, el bacalao y el arenque han alcanzado niveles preocupantes.

La carne de pollo, por ejemplo, se vende a RD$75 la libra, pero algunos clientes dudan de la cantidad recibida, solicitando más producto de lo inicialmente planeado.

En el mercado de la Duarte, Plutarco de la Rosa, vendedor de carne, reveló que la carne de res se cotiza a RD$160 la libra y la de cerdo a RD$120, lo que refleja la presión que enfrentan los comerciantes para mantener sus negocios a flote.

Los consumidores expresan su preocupación por el alto costo de la vida, aunque reconocen que los mercados ofrecen precios relativamente más bajos en comparación con otras tiendas. Sin embargo, Ana Hernández señala que, incluso en estos lugares, los precios siguen siendo demasiado elevados.

La falta de alternativas también preocupa a los residentes de sectores como el Ensanche Espaillat y el Luperón. La ausencia de puntos de Inespre, que suelen ofrecer productos a precios más accesibles, obliga a muchos a depender exclusivamente de los mercados locales. Yirandy Ramírez, quien tiene un puesto de empanadas, afirma que nunca ha visto un punto de Inespre en su sector durante los 32 años que lleva allí.

Por otro lado, Cesar Zoto destaca la variabilidad de precios entre los colmados y argumenta que para su negocio, solo comprar en mercados es una opción viable para mantenerse a flote.

En resumen, los altos precios de los productos alimenticios están generando preocupación tanto entre los consumidores como entre los comerciantes de los mercados de la Duarte y Villa Consuelo. Esta situación refleja la difícil realidad que enfrentan muchos ciudadanos debido al costo de la vida y la falta de alternativas accesibles para abastecerse de alimentos básicos.