Conecte con nosotros

Denuncias Actuales

Hieren a una muda y junto a su esposo se querellaron

muda
¡Lee y comparte nuestras noticias!

Santo Domingo, – Una violenta disputa entre vecinos en una comunidad de Santo Domingo ha generado preocupación entre los residentes y ha puesto de manifiesto la necesidad de abordar los problemas de propiedad y seguridad en la zona. El incidente involucra a un ciudadano dominicano y un haitiano, quienes se vieron envueltos en un altercado por un pequeño callejón en un solar, desencadenando un ataque físico hacia la esposa dominicana.

Según testigos, el altercado se originó por la propiedad de un pequeño callejón que el dominicano, identificado como Patricio, afirmaba que le pertenecía. El conflicto se intensificó cuando Patricio supuestamente agredió a la esposa de otro residente, identificada como Silita Contreras Mora, con un palo, dejando a la mujer herida.

En una entrevista con los medios, Contreras Mora explicó que el problema surgió después de que ella compró un terreno y construyó su casa en la zona. Patricio alegó que el callejón era de su propiedad y se opuso a la construcción. La disputa llegó a un punto crítico cuando Patricio irrumpió en la casa de Contreras Mora y la agredió físicamente.

La situación ha generado un debate en la comunidad sobre la necesidad de establecer límites claros de propiedad y mejorar la seguridad en la zona. Los residentes están pidiendo intervención de las autoridades para resolver este conflicto y garantizar la paz en el vecindario.

El presidente de la comunidad, quien prefirió mantenerse en el anonimato, expresó su preocupación por la escalada de violencia en la zona. «Este incidente es un claro ejemplo de la necesidad de abordar las disputas de propiedad de manera adecuada y de fortalecer la seguridad en nuestras comunidades. Pedimos a las autoridades locales que tomen medidas para prevenir futuros incidentes como este y asegurar la seguridad de nuestros residentes», afirmó el presidente de la comunidad.

El caso está siendo investigado por las autoridades locales, mientras los residentes esperan una pronta resolución para restaurar la paz y la tranquilidad en la comunidad.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *