Conecte con nosotros

En este artículo, abordaremos el uso correcto de la locución «tener en cuenta» y los errores comunes que suelen cometerse al emplearla. Esta expresión, que significa considerar o tener presente, es frecuentemente utilizada en el habla y la escritura, pero a menudo se ve acompañada de la preposición «de», lo cual es incorrecto y constituye un caso de dequeísmo.

Analizaremos por qué la inserción de «de» antes de «que» en esta locución es un error gramatical, apoyándonos en las recomendaciones del Diccionario panhispánico de dudas. Además, compararemos «tener en cuenta» con su sinónimo «tomar en cuenta», destacando que ambos deben usarse sin la preposición «de». A través de ejemplos y explicaciones claras, buscaremos ayudar a los lectores a evitar estos errores y a mejorar su precisión lingüística.

RECOMENDAMOS LEER:¿Cómo saber si es amor o costumbre? – Señales y Consejos

Significado de tener en cuenta

La locución «tener en cuenta» se utiliza para indicar que se considera o se tiene presente algún aspecto, circunstancia o información al tomar una decisión o al realizar una acción. Es una expresión común en el habla y la escritura en español, y su correcto uso es fundamental para una comunicación clara y precisa.

Es importante destacar que «tener en cuenta» no debe ir seguida de la preposición «de». Este error, conocido como dequeísmo, es frecuente en algunos contextos, pero debe evitarse para mantener la corrección gramatical. Por ejemplo, la frase correcta es «Debes tener en cuenta que el plazo de entrega es mañana» y no «Debes tener en cuenta de que el plazo de entrega es mañana».

RECOMENDAMOS LEER:¿Por qué el semen puede producir ardor en tu zona íntima?

Asimismo, la expresión sinónima «tomar en cuenta» sigue la misma regla y tampoco debe llevar la preposición «de». Por lo tanto, es correcto decir «Tomaré en cuenta tus sugerencias» en lugar de «Tomaré en cuenta de tus sugerencias». Mantener estas formas correctas asegura una comunicación más efectiva y respetuosa de las normas del idioma.

Uso correcto de tener en cuenta

La locución «tener en cuenta» es ampliamente utilizada en el idioma español para indicar que se considera o se tiene presente algún aspecto o circunstancia. Es fundamental emplearla correctamente para evitar errores gramaticales que puedan afectar la claridad y precisión del mensaje. Un error común es añadir la preposición «de» después de «tener en cuenta», lo cual constituye un caso de dequeísmo. Por ejemplo, la frase «tener en cuenta de que» es incorrecta; la forma correcta es «tener en cuenta que».

RECOMENDAMOS LEER:Los Memes Más Divertidos para Celebrar a Papá – Ríe con Él

El Diccionario panhispánico de dudas señala que insertar «de» antes de «que» en estos contextos es incorrecto, al igual que ocurre con otros verbos de pensamiento, habla, temor y percepción. Por lo tanto, es esencial recordar que «tener en cuenta» debe ir seguido directamente de «que» cuando se introduce una oración subordinada. Un ejemplo correcto sería: «Debemos tener en cuenta que el plazo de entrega es mañana».

Asimismo, la expresión «tomar en cuenta», que es sinónima de «tener en cuenta», también debe usarse sin la preposición «de». Decir «tomar en cuenta de que» es incorrecto; la forma adecuada es «tomar en cuenta que». Por ejemplo: «Es importante tomar en cuenta que los recursos son limitados». Mantener estas reglas en mente ayudará a evitar errores comunes y a mejorar la precisión en la comunicación escrita y oral.

RECOMENDAMOS LEER:Necesitas un Nacho ¿Demen agua o denme agua? – Explicación

Errores comunes: el dequeísmo

El dequeísmo es un error gramatical que consiste en añadir innecesariamente la preposición «de» antes de la conjunción «que» en ciertas construcciones. Este fenómeno es frecuente en el habla cotidiana y en los medios de comunicación, y se observa especialmente en verbos que no requieren dicha preposición, como «tener en cuenta», «pensar», «decir», «temer» y «percibir».

Por ejemplo, en la locución «tener en cuenta que», que significa considerar o tener presente, es incorrecto insertar la preposición «de». La forma correcta es «tener en cuenta que», sin «de». Este error, conocido como dequeísmo, puede llevar a construcciones incorrectas como «tener en cuenta de que», que deben evitarse.

RECOMENDAMOS LEER:Chofer de migración es agredido por un extranjero haitiano ilegal en Higüey

El Diccionario panhispánico de dudas señala que el dequeísmo es un error común y subraya la importancia de usar correctamente las preposiciones en español. Al igual que «tener en cuenta», la expresión sinónima «tomar en cuenta» tampoco debe llevar la preposición «de». Por lo tanto, es fundamental recordar que las frases correctas son «tener en cuenta que» y «tomar en cuenta que», sin la preposición «de» antes de «que».

Ejemplos de uso incorrecto

A continuación, se presentan algunos ejemplos de uso incorrecto de la locución tener en cuenta que:

  1. «Es importante tener en cuenta de que los resultados pueden variar según las condiciones.»
  2. «Debemos tener en cuenta de que no todos los estudiantes aprenden al mismo ritmo.»
  3. «La empresa debe tener en cuenta de que los empleados necesitan más tiempo para adaptarse a los cambios.»

En estos ejemplos, la inserción de la preposición «de» antes de «que» es incorrecta y debe ser evitada para mantener la corrección gramatical.

Comparación con tomar en cuenta

La locución tomar en cuenta es sinónima de tener en cuenta y, al igual que esta última, no debe ir seguida de la preposición de. Ambas expresiones se utilizan para indicar que se considera o se tiene presente algún aspecto o circunstancia al tomar una decisión o al realizar una acción. Por ejemplo, es correcto decir «Debemos tomar en cuenta las opiniones de todos» y «Es importante tener en cuenta las condiciones climáticas».

Un error común es insertar la preposición de antes de que en estas expresiones, lo cual constituye un caso de dequeísmo. Este error se observa frecuentemente en la prensa y en el habla cotidiana, pero debe evitarse para mantener la corrección gramatical. Así, es incorrecto decir «Debemos tomar en cuenta de que las opiniones de todos son importantes» o «Es importante tener en cuenta de que las condiciones climáticas pueden cambiar».

Tanto tener en cuenta como tomar en cuenta son expresiones útiles y correctas en español, siempre y cuando se evite el uso indebido de la preposición de. Mantener la precisión en el uso de estas locuciones contribuye a una comunicación más clara y correcta.

Consejos para evitar errores

Para evitar errores al usar la locución «tener en cuenta», es fundamental recordar que no debe ir seguida de la preposición «de». Este error, conocido como dequeísmo, es común en el habla cotidiana y en los medios de comunicación, pero es incorrecto según las normas gramaticales del español. Por ejemplo, en lugar de decir «Hay que tener en cuenta de que…», lo correcto es «Hay que tener en cuenta que…».

Otro consejo útil es practicar la revisión y corrección de textos. Al escribir, es recomendable releer las frases que contienen «tener en cuenta» o «tomar en cuenta» para asegurarse de que no se ha insertado la preposición «de» de manera incorrecta. Esta práctica no solo ayuda a evitar errores, sino que también mejora la calidad general del texto.

Finalmente, es beneficioso familiarizarse con otros verbos y expresiones que no requieren la preposición «de» antes de «que». Verbos de pensamiento, habla, temor y percepción, como «pensar», «decir», «temer» y «ver», también deben usarse sin «de» en estos contextos. Por ejemplo, en lugar de «Pienso de que…», se debe decir «Pienso que…». Esta comprensión más amplia de la gramática ayudará a evitar errores similares en el futuro.

Importancia de la precisión en el lenguaje

La precisión en el lenguaje es fundamental para una comunicación efectiva y clara. Cuando utilizamos expresiones como «tener en cuenta», es crucial emplearlas correctamente para evitar malentendidos y mantener la coherencia en el discurso. El uso incorrecto de preposiciones, como insertar «de» en «tener en cuenta de que», no solo es gramaticalmente incorrecto, sino que también puede desviar la atención del mensaje principal y restar credibilidad al hablante o escritor.

Además, la precisión en el lenguaje refleja un dominio adecuado del idioma y un respeto por las normas gramaticales. Esto es especialmente importante en contextos formales, académicos y profesionales, donde la exactitud y la claridad son esenciales. Un uso incorrecto de las expresiones puede ser percibido como una falta de conocimiento o de cuidado, lo que puede afectar negativamente la percepción del receptor sobre el emisor.

Por último, la precisión en el lenguaje contribuye a la preservación y enriquecimiento del idioma. Al seguir las reglas gramaticales y utilizar las expresiones de manera correcta, ayudamos a mantener la integridad del idioma y facilitamos su comprensión y aprendizaje para las futuras generaciones. Ser precisos en nuestro uso del lenguaje no solo mejora la comunicación, sino que también fortalece nuestra capacidad de expresarnos de manera efectiva y respetuosa.

Conclusión

El uso correcto de la locución «tener en cuenta» es fundamental para mantener la precisión y claridad en la comunicación escrita y oral. Evitar el dequeísmo, es decir, la inserción incorrecta de la preposición «de» antes de «que», es esencial para cumplir con las normas gramaticales del español. Este error es común en diversos contextos, pero su corrección es sencilla y mejora significativamente la calidad del lenguaje.

Asimismo, es importante recordar que la expresión sinónima «tomar en cuenta» sigue las mismas reglas y tampoco debe llevar la preposición «de». Al prestar atención a estos detalles, no solo se respeta la estructura gramatical correcta, sino que también se contribuye a una comunicación más efectiva y profesional. Por lo tanto, es crucial que tanto hablantes nativos como estudiantes de español se familiaricen con estas normas para evitar errores comunes y mejorar su competencia lingüística.