Conecte con nosotros

Tecnología

Black Shark 4 y 4 Pro: Diseño Discreto y Potencia Qualcomm

¡Lee y comparte nuestras noticias!

Descubre los Black Shark 4 y 4 Pro, móviles gaming con diseño discreto y potencia Qualcomm para una experiencia superior.

¡Lee y comparte nuestras noticias!

En este artículo, exploraremos las características y especificaciones de los nuevos móviles gaming Black Shark 4 y 4 Pro, lanzados en 2021. Analizaremos su diseño más discreto en comparación con modelos anteriores, así como los gatillos físicos ocultables que mejoran la experiencia de juego. También destacaremos las similitudes y diferencias entre ambos modelos, incluyendo sus pantallas AMOLED de alta frecuencia de refresco y las capacidades de sus procesadores Qualcomm.

Además, profundizaremos en las configuraciones de memoria y almacenamiento disponibles para cada modelo, así como en las capacidades de sus cámaras y la tecnología de carga rápida de 120 W. Finalmente, discutiremos los precios de lanzamiento y cómo se posicionan estos dispositivos en el competitivo mercado de móviles gaming.

Diseño discreto y elegante

Los Black Shark 4 y 4 Pro se destacan por un diseño que, aunque sigue siendo claramente orientado al gaming, adopta una estética más discreta y elegante en comparación con sus predecesores. La agresividad visual de modelos anteriores ha sido suavizada, resultando en dispositivos que pueden pasar desapercibidos como teléfonos convencionales en el día a día, sin sacrificar su esencia gamer.

Una de las características más notables en el diseño de estos dispositivos son los gatillos físicos ocultables. Estos gatillos, que se despliegan cuando se necesitan para sesiones de juego intensas, se integran perfectamente en el chasis del teléfono cuando no están en uso, manteniendo una apariencia limpia y minimalista. Este enfoque no solo mejora la ergonomía durante el juego, sino que también contribuye a la versatilidad del dispositivo en diferentes contextos.

La elección de materiales y acabados también refleja esta filosofía de diseño. Con una construcción sólida y detalles bien cuidados, los Black Shark 4 y 4 Pro ofrecen una sensación premium al tacto. La disposición de los elementos en la parte trasera, como el módulo de cámaras y el logotipo, está diseñada para ser visualmente equilibrada, evitando excesos y manteniendo una apariencia sofisticada.

Pantalla AMOLED de alta calidad

La pantalla es uno de los aspectos más destacados de los Black Shark 4 y 4 Pro. Ambos modelos están equipados con una pantalla AMOLED de 6,67 pulgadas que ofrece una resolución de 2400 x 1080 píxeles. Esta tecnología de pantalla no solo proporciona colores vibrantes y negros profundos, sino que también asegura una experiencia visual inmersiva, ideal para sesiones de gaming intensas.

Además, la tasa de refresco de 144 Hz garantiza una fluidez excepcional en la visualización de contenido y en los juegos, reduciendo el desenfoque de movimiento y proporcionando una ventaja competitiva en juegos de ritmo rápido. La frecuencia táctil de 720 Hz es otro punto fuerte, ya que permite una respuesta táctil casi instantánea, mejorando la precisión y la rapidez en los controles.

El brillo máximo de 1.300 nits asegura que la pantalla sea claramente visible incluso en condiciones de luz solar directa, lo que es crucial para los jugadores que desean disfrutar de sus juegos al aire libre. En conjunto, estas características hacen que la pantalla AMOLED de los Black Shark 4 y 4 Pro sea una de las mejores en el mercado de móviles gaming, ofreciendo una calidad visual superior y una experiencia de usuario inigualable.

Diferencias entre Black Shark 4 y 4 Pro

Las diferencias principales entre el Black Shark 4 y el Black Shark 4 Pro radican en el procesador y la configuración de la memoria. El Black Shark 4 Pro está equipado con el potente Snapdragon 888, el chipset más avanzado de Qualcomm para 2021, lo que le otorga un rendimiento superior en comparación con el Snapdragon 870 del Black Shark 4. Esta diferencia en el procesador se traduce en una mayor capacidad para manejar juegos y aplicaciones exigentes en el modelo Pro.

En términos de memoria, el Black Shark 4 ofrece opciones de RAM de 6, 8 y 12 GB, mientras que el Black Shark 4 Pro parte de los 8 GB, asegurando un rendimiento más fluido y eficiente en multitarea. Ambos modelos cuentan con almacenamiento UFS 3.1, pero las opciones de capacidad varían entre 128 GB y 256 GB, proporcionando suficiente espacio para juegos, aplicaciones y contenido multimedia.

Otra diferencia significativa se encuentra en el apartado fotográfico. El Black Shark 4 está equipado con una configuración de cámara trasera triple, cuyo sensor principal es de 48 MP. Por otro lado, el Black Shark 4 Pro mejora esta configuración con un sensor principal de 64 MP, ofreciendo una mayor resolución y potencialmente mejor calidad de imagen. Ambos modelos comparten una cámara frontal de 20 MP, adecuada para selfies y videollamadas.

Procesadores Snapdragon: 870 vs 888

El Black Shark 4 y el Black Shark 4 Pro se diferencian principalmente en sus procesadores, lo que influye directamente en su rendimiento y capacidades. El Black Shark 4 está equipado con el Snapdragon 870, un chipset que ofrece un equilibrio excelente entre rendimiento y eficiencia energética. Este procesador es una versión mejorada del Snapdragon 865 Plus, con una velocidad de reloj ligeramente superior que permite un rendimiento fluido en juegos y aplicaciones exigentes.

Por otro lado, el Black Shark 4 Pro lleva en su interior el Snapdragon 888, el procesador insignia de Qualcomm para 2021. Este chipset está fabricado con tecnología de 5 nanómetros, lo que le permite ofrecer un rendimiento superior y una mayor eficiencia energética en comparación con el Snapdragon 870. Además, el Snapdragon 888 incluye la GPU Adreno 660, que proporciona gráficos más rápidos y una experiencia de juego más inmersiva.

Ambos procesadores son capaces de manejar tareas multitarea y juegos de alta demanda, pero el Snapdragon 888 del Black Shark 4 Pro ofrece una ventaja significativa en términos de potencia bruta y capacidades avanzadas, como la inteligencia artificial mejorada y la conectividad 5G más rápida. Esta diferencia en los procesadores es un factor clave a considerar para los usuarios que buscan el máximo rendimiento en sus dispositivos móviles.

Opciones de RAM y almacenamiento

Los Black Shark 4 y 4 Pro ofrecen una variedad de configuraciones de RAM y almacenamiento para adaptarse a diferentes necesidades y presupuestos. El Black Shark 4 está disponible en versiones con 6 GB, 8 GB y 12 GB de RAM, proporcionando opciones flexibles para los usuarios que buscan un rendimiento sólido sin comprometer la capacidad de respuesta del dispositivo. Por otro lado, el Black Shark 4 Pro eleva la apuesta comenzando con 8 GB de RAM, asegurando una experiencia de juego y multitarea aún más fluida.

Ambos modelos utilizan almacenamiento UFS 3.1, conocido por su alta velocidad de lectura y escritura, lo que se traduce en tiempos de carga más rápidos y un rendimiento general mejorado. Las opciones de almacenamiento para ambos dispositivos incluyen 128 GB y 256 GB, ofreciendo suficiente espacio para aplicaciones, juegos, fotos y videos. Esta combinación de RAM y almacenamiento asegura que tanto el Black Shark 4 como el 4 Pro puedan manejar las demandas de los juegos móviles más exigentes y las aplicaciones multitarea sin esfuerzo.

Sistema de cámaras: comparativa

El sistema de cámaras es uno de los aspectos donde los Black Shark 4 y 4 Pro muestran diferencias notables. El Black Shark 4 está equipado con una configuración trasera triple, destacando un sensor principal de 48 MP. Este sensor se complementa con una lente ultra gran angular y un sensor macro, proporcionando versatilidad para diferentes escenarios fotográficos. La cámara frontal, compartida por ambos modelos, es de 20 MP, ideal para selfies y videollamadas de alta calidad.

Por otro lado, el Black Shark 4 Pro eleva la apuesta con un sensor principal de 64 MP, ofreciendo una mayor resolución y detalle en las imágenes. Al igual que su hermano menor, el Pro también incluye una lente ultra gran angular y un sensor macro, asegurando una experiencia fotográfica completa. La mejora en el sensor principal del Pro se traduce en una mejor capacidad para capturar imágenes en condiciones de baja luz y una mayor nitidez en las fotos diurnas.

Ambos modelos están diseñados para satisfacer las necesidades de los usuarios más exigentes en términos de fotografía móvil, aunque el Black Shark 4 Pro se destaca por su superioridad en la calidad de imagen gracias a su sensor principal de mayor resolución.

Batería y carga rápida de 120 W

La autonomía es un aspecto crucial en cualquier dispositivo móvil, y más aún en los teléfonos gaming, donde el consumo energético puede ser considerable debido a las largas sesiones de juego y el uso intensivo de recursos. Tanto el Black Shark 4 como el 4 Pro están equipados con una batería de 4.500 mAh, una capacidad que asegura una buena duración incluso en condiciones de uso exigente.

Lo que realmente destaca en estos modelos es la tecnología de carga rápida de 120 W, una característica que los coloca a la vanguardia en términos de velocidad de recarga. Con esta tecnología, es posible cargar completamente la batería en menos de 20 minutos, lo que resulta extremadamente conveniente para los usuarios que no quieren perder tiempo esperando a que su dispositivo esté listo para la acción. Esta capacidad de carga rápida no solo mejora la experiencia de uso, sino que también minimiza las interrupciones, permitiendo a los jugadores volver al juego casi de inmediato.

Experiencia de juego y gatillos físicos

La experiencia de juego en los Black Shark 4 y 4 Pro es excepcional, gracias a su pantalla AMOLED de 6,67 pulgadas con una tasa de refresco de 144 Hz y una frecuencia táctil de 720 Hz. Estas características aseguran una respuesta rápida y fluida, crucial para los juegos de alta velocidad y precisión. Además, el brillo máximo de 1.300 nits permite una visibilidad óptima incluso en condiciones de luz intensa, lo que mejora la inmersión en cualquier entorno.

Una de las características más destacadas de estos dispositivos son los gatillos físicos ocultables. Estos gatillos, ubicados en el lateral del teléfono, se despliegan cuando se necesita un control adicional en los juegos. Ofrecen una respuesta táctil precisa y rápida, similar a la de un mando de consola, lo que proporciona una ventaja competitiva en juegos que requieren reflejos rápidos y múltiples acciones simultáneas. Cuando no se utilizan, los gatillos se ocultan discretamente, manteniendo el diseño elegante y minimalista del dispositivo.

Precio y disponibilidad

Los Black Shark 4 y 4 Pro están disponibles en varias configuraciones de memoria y almacenamiento, lo que permite a los usuarios elegir el modelo que mejor se adapte a sus necesidades y presupuesto. El Black Shark 4 tiene un precio inicial de 499 euros para la versión con 6 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento, mientras que las versiones con 8 GB y 12 GB de RAM tienen precios ligeramente superiores.

Por otro lado, el Black Shark 4 Pro, que ofrece un rendimiento superior gracias a su procesador Snapdragon 888, parte de los 516,28 euros para la configuración básica de 8 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento. Las opciones con mayor capacidad de almacenamiento y RAM también están disponibles a precios más altos, proporcionando una gama completa de opciones para los entusiastas de los juegos móviles.

Ambos modelos están disponibles en los principales mercados a través de distribuidores autorizados y tiendas en línea. Los usuarios interesados pueden adquirir estos dispositivos directamente desde el sitio web oficial de Black Shark o a través de plataformas de comercio electrónico populares. Con su combinación de diseño discreto y potencia de alto rendimiento, los Black Shark 4 y 4 Pro se posicionan como opciones atractivas para los gamers que buscan un dispositivo capaz de manejar los juegos más exigentes del mercado.

Conclusión

Los Black Shark 4 y 4 Pro representan una evolución significativa en el ámbito de los móviles gaming, combinando un diseño más discreto con una potencia impresionante. La inclusión de gatillos físicos ocultables y una pantalla AMOLED de alta calidad con una tasa de refresco de 144 Hz y frecuencia táctil de 720 Hz asegura una experiencia de juego fluida y envolvente. La diferencia en los procesadores, con el Snapdragon 888 en el Pro y el Snapdragon 870 en el modelo base, permite a los usuarios elegir según sus necesidades de rendimiento y presupuesto.

Además, la capacidad de carga rápida de 120 W y la batería de 4.500 mAh garantizan que los jugadores puedan disfrutar de largas sesiones de juego sin preocuparse por la duración de la batería. Las opciones de almacenamiento y RAM, junto con la tecnología UFS 3.1, aseguran un rendimiento rápido y eficiente en ambos modelos. En términos de fotografía, aunque no son los mejores en su clase, las configuraciones de cámara de 48 MP y 64 MP ofrecen una calidad decente para capturar momentos fuera del ámbito del gaming.

En definitiva, los Black Shark 4 y 4 Pro son opciones sólidas para los entusiastas de los juegos móviles que buscan un dispositivo potente y bien diseñado. Con precios competitivos que parten de 499 euros para el Black Shark 4 y de 516,28 euros para el Pro, estos dispositivos ofrecen una excelente relación calidad-precio en el mercado de móviles gaming.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *